lunes, 29 de agosto de 2011

Dramática

Hoy me echaste en cara mis constantes cambios de ánimo, que te encuentras un poco desconcertado por que un día te quiero y al otro te odio, pongámonos a pensar ¿Es eso posible? Si crees conocerme y de sobra sabes que te quiero ese punto no debería estar en duda; finalmente soy el drama personificado.

Te lo dije, no te sorprendas. Así soy yo dramática, a lo que tú inmediatamente contestaste: -Pues odio los dramas- En otro momento de mi vida hubiera ingeniado una respuesta para mantenerte contento... La pregunta es ¿Por qué no lo hice? pues bien cariño, cambiar por personas solo me ha hecho profundamente infeliz y dejado grandes vacíos en mi vida, cambiar por alguien que amas es un completo error, si este sentimiento es recíproco, no hay nada que cambiar, si no mucho que aceptar.

Fui, soy y siempre seré dramática, eso no cambiará, soy una pequeña mariposa no intentes que paré de volar, solo mira mi vuelo o aprende a volar conmigo para que lo entiendas.