jueves, 29 de diciembre de 2011

Dotor degenerativo

Al principio me hacía muy feliz que importante y muy marcado vinculo nos mantuviera unidos desde hace mucho tiempo y de sobra sabemos que así será por  varios año más.

Y pues este sentimiento tan adictivo ya presenta ese efecto nocivo viene a cobrárselas todas juntas. Entiende que si te amo, del modo que solo yo se amar, pero mira resultaste ser peor que el cáncer.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Recibo express

Anticipadamente y por razones de sobra enamorarse había quedado rotundamente prohibido.
La distancia era abrumadora, pero lo que más pesaba era la diferencia de edad, en que estaba pensando doce años mayor para mí, claro que no lo pensé si no jamás nada hubiese ocurrido.

De aquellas canciones que me arreglaban el alma ahora solo es una sinfonía de tortura, No, no me enamoré simplemente son consecuencias que en aquél acuerdo no alcance a leer.

Amor premeditado

Quisiera decir que fue todo tan espontáneo, pero no solo sería mentira, sino también patético. Fue amor premeditado, estratégicamente  planeado para no sufrir únicamente creado mediante la fusión de dos seres conectados por una atracción frenética... un sentimiento incontrolable que develaba apetito insaciable.

Tan veloz como el deseo fue todo, los detalles anteriores ya no importan, todo esto no llevó a una elegante habitación en una zona de mala muerte,  mi primer beso fue temeroso, creo que nunca perdí el miedo, tu sigiloso te aventurabas por mi piel y yo me volví sumisa.

Te amé de todas las formas posibles, te amé parado y recostado, agitado y silencioso, el tiempo fue nada.

Común acuerdo

Pactado de algún modo una pronta cita se estableció, en menos de una semana esto se había vuelto encantador, pensar que estarías de vuelta en esta fría ciudad solo por volver a verme, bueno al menos creerlo me mantenía como una boba hilando montón de tonterías.

Y aquí estabas eras real, lo juro, mis manos y labios son fieles testigos.

Ágil proceso

Si se lo hubiese contado a cualquiera tal vez no me lo creería, pero ese no fue el motivo por el que decidí no hacerlo, si esto de pasaba de boca en boca, si todos lo sabían perdía en gran cantidad su significado.

El: músico, alto y extremadamente delgado. ¿Qué más se podría pedir? ... Carajo! y pensar que un par de horas después el era quien se acercaba cauteloso a charlar.

Yo impresionada cruce algunas palabras con aquel sujeto tan interesante. Al día siguiente yo le había mandado un mensaje mediante famosa red social que no quiero ahora ni mencionar. El mensaje fue rápidamente respondido y así paso todo vertiginosamente entre preguntas sutiles y presentimientos de seguridad.

Lo que empezó como una serie de mensajes, más tarde se transformo a videollamadas, y por último upués a llamadas que me perturbaron toda.

Dead

Yo nunca lo vi muerto, todo lo contrario él me parecía rebosante de vida.

Desde que mis ojos se centraron en él sabía que sería una noche loca, pero entendí que todo estaba perdido cuando me devolvió la sonrisa.

Verlo sobre el escenario a tan poca distancia me estremecía completamente y escucharlo me envolvía en una dimensión que no conocía...

En cuanto finalizo el concierto lo busqué para estrecharlo, tenía que agradecerle ese por orgasmo auditivo. En efecto, no todos los días ves a una de tus bandas favoritas y mucho menos en tu ciudad natal, pero lo mejor de todo a un precio tan accesible, esto parecía regalo celestial     lo cual me atemorizaba pues siempre que algo notablemente bueno me sucedía la desgracia no se hacía esperar.

Y así fue pero esto solo fue el principio lo que se avecinaba era un rápido proceso.