miércoles, 18 de enero de 2012

First Love

Uno siempre tendrá en la memoria al que considero su primer amor, claro que a esa edad apenas y me conocía que rayos iba a saber del amor...

Lo quise desde la infancia, fue mi amigo constante durante seis años que después se mezclaron a un cariño descomunal, no quiero contar nada de todo lo malo que nos hicieron y de lo cobarde que fui para dejarte ir esos datos no importan ya, mi mente solo conserva lo de alguna manera estoy obligada a hacer.

Creciste apresuradamente, tu ritmo de vida era tan acelerado que nunca entendía nada, claro que esta que tampoco me importaba entenderlo, si alguna vez estuve dispuesta a perder todo fui por ti, obviamente no me dejaste hacerlo también te creías tanto esas estúpidas ideas clasistas que las sociedad nos escupe.


Después de llantos, decepciones, traumas y repetitivas sesiones con psicólogos y psiquiatras pude entender que mi único error fue vivir de prisa, y que si sufrí como lo hice, es porque te ame hasta los huesos y hasta mi carne la querías para guardar eso de perder 10 kilos en una semana no es nada a comparación de lo que perdí emocionalmente.


El cabrón destino me hacía tener que verte la cara con frecuencia, como pudiste hacerlo creía en verdad que el mismo sentimiento nos conectaba y así era, pero aclarar aquellos tormentosos días me llevo años.

El Domingo pasado para mi suerte te presentaste en mi trabajo mis manos eran incontrolables un temblor se apodero de ellas y mi voz se adquirió un toque frío.

-Estás muy cambiada- pronunciaste al mismo tiempo que tus ojos me examinaban detenidamente.
-Pues si- respondí tajante
-¿Pareces enojada?- preguntaste temeroso.

Quise vomitar hasta la risa, en serio iba a estar enojada todos estos años, te adore infinitamente pero el pasado ya esta de lado y tu te quedas como un recuerdo mutilado.

martes, 10 de enero de 2012

Altos instintos

Cuando empece a frecuentarte mis amistades rápidamente  me advirtieron que no eras buena persona, mi hermana enfada me declaro: 

-Estas loco Javier, esa mujer es de esas ...-
-¿De cuáles Sofi?-
-De esas ... de bajos instintos...-

Quise explotar a carcajadas cuando dijo esto, de bajos instintos que rayos era eso.

Recuerdo la primera vez que te vi, entre una multitud tu cabello se agitaba con el ritmo del jazz y parecías poseída, creo que nunca he visto a alguien sentir la música como tu lo hiciste ese día

Entre diversos rumores acerca de ti supe que tu madre era una arpía, con el tiempo llegaría a entender las razones y asegurar que se notaba que eras su hija. 

Cada vez que charlaba con Carmen más sorprendido me dejaba era una mujer extraordinaria, pero con una inestabilidad emocional hermosamente perturbadora, cuando caminaba a mi lado parecía siempre estar en otra parte o tal vez siempre lo estuvo y yo no quise admitirlo.

Estaba tan seguro de que me amabas que me lo creí, y en el peor momento me dejaste para irte con otro...

Fue entonces cuando vino a mi mente lo que mi hermana me dijo hace varios meses de bajos instintos, y me di cuenta que estaba totalmente equivocada Carmen no era de bajos instintos, era de altísimos, sus pensamientos siempre fueron locamente impuros, tu instinto animal te volvía tan sexual ...

Carmen, carmen te recuerdo enfadada por mi rutina, asqueada cuando hablaba de economía y salvaje en el silencio .

lunes, 2 de enero de 2012

About him

La primera vez que me preguntaron de que modo te conocí tuve que hacer un gran esfuerzo por traer a mi memoria la mayor cantidad de datos posibles sobre aquél día ...

Y no es que lo olvidará, simplemente que hacía ya bastante tiempo de aquella vez que hasta me aturdí un poco. Eramos tan pequeños que resulto sumamente gracioso evocarte a esa edad, estabas apenas saliendo del capullo, con esto no quiero decir que yo no lo hiciera, pero te encontrabas en pleno esplendor.

Tenías cierta técnica para tocar que desde entonces yo ya me había dado cuenta que tú vida era la música tal vez tu no, pero yo si ... y eso que aún no habíamos cruzado palabra alguna, siempre he tenido una gran debilidad con los músicos pero para los verdaderos músicos de esos que desde la primera vez que los escuchas te hacen vibrar, que cuando están cercanos una queda totalmente perturbada.

Irradiabas una frescuras impresionante y tu peculiar nobleza me mantenía boquiabierta, enorme virtud que para mí resultaría un completo defecto en los años siguientes.

La primera charla obviamente de música preguntas simples pero con objetivos bien fijos, claro que no eras más que un tipo que había captado toda mi atención, pero mira todas las malas jugadas que nos hizo el destino siempre nos encontraba, te perdí la pista cerca de dos años, por lo que me sorprendió que recordarás mi fugaz aparición en tu vida cuando cursabas la secundaria, también confesaste que conservas esa extensiva carta que te dí al segundo día de conocerte.

Toluca nos echó de sus áreas yo terminé en el país vecino y tu en Veracruz, tus padres a punto de separarse y tu por todos lados, yo en cambio te extrañaba mucho; ¿Pero cómo? Extrañarte... si nunca has estado a mi lado, bueno no de manera física.

Te volviste a perder andabas por ahí conociendo detalles de la vida y pues yo también, para cuando volví a encontrarte ya había sentado cabeza y según yo estaba enamorada, no fue hasta que ese oasis de amor terminó y la posibilidad de un nosotros volvió a presentarse.

Si nos besamos una noche, y desde esa noche un beso parece más un saludo para nosotros, no importa que no sepa de ti en días, semanas o hasta un par de meses; Siempre estamos uno incondicionalmente para el otro, esa es nuestra historia pero puedo comenzar en cualquier parte, y el final parece nunca acercarse...