martes, 9 de octubre de 2012

Repetición de la estupidez

Creo que sí estoy sufriendo, por dios que más da, me duele a todo lo que da...

Llámenme estúpida, porque lo soy, mira que pensar que todo esto no podría afectarme pues en que chingados pensaba... Pues en nada no estaba pensando.

Odio no poder llevar un balance, me quise ver valiente y levante la mano para ser la primera en arrojarse al vacío y ahora estoy aquí lloriqueando por lo que no va vale la pena. ¿O quizás si vale la pena? llévenme al país de las maravillas por favor!!! Que me entreguen con la reina de corazones. Si por favor que me arranquen la cabeza /:

jueves, 4 de octubre de 2012

Pensamiento sinuoso

Es en este momento cuando los impulsos se han adueñado totalmente de mi, y no se que diablos esta por venir. Te acuerdas de aquella vez que te dije que jamás podríamos ser felices. Era verdad. Eso no quiere decir que no podamos estar juntos, bueno podríamos pero aniquilarías mi volatilidad y yo me pregunto ¿Vale la pena dejar de volar?

Por años este sentimiento creció de manera desmedida, yo no tengo la culpa de la situación, yo no perseguí el amor, pero supe que eras tu desde que te vi, no pude errar sabia que ese cabello mal cortado seria una linda cabellera ondulada años más tarde, sabia que tu vida seria la música y que esta misma nos volvería locos.

Sabia que podría pasar meses sin verte, sin necesitar motivos porque comprendía lo triste de todo esto, sabia que tus padres pasaban por una crisis matrimonial, tengo que confesar que nunca he sido tan fuerte como crees que lo soy, pero soy incapaz de ver tu rostro de por si pálido aun mas pálido por preocuparte por mi.

No tienes que decirme nada, yo todo lo sé. Te llevo para siempre, te quedaste aquí, el problema es que no recuerdo exactamente porque decidí que te quedarás. Sonrió al recordar tu timidez al subir tu mano a la altura de mi sostén, me burle descaradamente de tu torpeza para desabrocharlo, odie infinitamente que las pocas palabras que solías decir en nuestras citas si es que puede llamarse así a verte por apenas 30 minutos. Odiaba tener que soportar como te evaporabas en el aire, enojarme porque nunca usabas casco. Regañarte por saber que te desvelabas estudiando y olvidabas comer.

Ayer tu amigo me saludo y me comento que preguntas mucho por mi, que ingrata mujer soy, te he llamado un par de veces una de ellas por tu cumpleaños seria imperdonable no hacerlo.

Y te perdono por haberme llamado con un día de retraso por mi cumpleaños, entiendo perfectamente que te encontrarás perdido en el encanto de Oaxaca digo quien no.

El lugar que tenía destinado para ti en mi vida, no ha sido ocupado ... Solo te lo he arrebatado porque no se si después de tanto debas estar de mi lado.