viernes, 12 de julio de 2013

Acrimonía


Millones de posibilidades y de nuevo coincidir.

Años transcurrieron desde nuestra última charla, la verdad es que había olvidado el timbre de tu voz. No creciste mucho, preguntabas muchas cosas; por mi parte yo solo escucha palabras y más palabras.
Este jodido destino sí que me juega malas bromas. 

Cuando por fin pude mirarte y concentrarme en lo que estaba pasando quise reír, pero no lo hice puesto que no era lo más apropiado. Después de casi cinco años, un día cualquiera mi primer amor caminaba de nuevo junto a mí, pero por más que intente evocar recuerdos que algún día compartimos juntos no pude.

Te amo y lo haré hasta que mis huesos se pudran bajo tierra. No te sientas especial de hecho amo a todos aquellos que desfilaron por mis labios después de ti, pero ese es otro tipo de amor, un amor bondadoso que con piedad removieron un corazón inexperto.´

Te amo de esa forma que es al mismo tiempo odio inmenso y tan constante que es imposible que termine.
Me dio gusto verte, hablarte y sonreírte; se con que con eso te mantendré perturbado. Buena noche amor mío.