miércoles, 11 de abril de 2012

Karma

Me encantaría decir que mi vida termino cuando nos conocimos, pero para mi desgracia no fue así. Aquella noche, aquel lugar tenían para mi mucho mas de lo que esperaba.

Todo estaba predestinado, y como siempre mi gran boca me delato. Me pregunto ¿Podré algún día quedarme callada y controlar un poco mis emociones?

Por supuesto que NOOO, en ese caso esta no seria yo. Y aqui de nuevo, empece hablando de ti, y ahora quiero evitarlo pero aunque me empeñe en que sea así no podré, Estoy segura que el destino se ensaño conmigo de sobra yo sabia que algún día pagas todo lo malo que hiciste, ojalá hubiera sido un poco condescendiente ese mentado destino. Pero no lo fue. Así cual amante malagradecido me las cobro todas juntas.

Si me las cobro, y resulta que hasta se encargo de moldear un cobrador lejos de eso era el castigo al que estaba ligada. Hasta nombre y todo tenia fíjate. Maldita sea mi suerte